miércoles, 29 de septiembre de 2010

 

MUJERES QUE CORREN CON LOS LOBOS
"Todos sentimos el anhelo de lo salvaje. Y este anhelo tiene muy pocos antídotos culturalmente aceptados. Nos han enseñado a avergonzarnos de este deseo. Nos hemos dejado el cabello largo y con él ocultamos nuestros sentimientos. Pero la sombra de la Mujer Salvaje acecha todavía a nuestra espalda de día y de noche. Dondequiera que estemos, la sombra que trota detrás de nosotros tiene sin duda cuatro patas."
Prefacio de "Mujeres que corren con los lobos"

Este es un libro de cuentos de mujeres, un libro para ser leído tanto por mujeres como por hombres. Aunque la autora a través de estos cuentos, que se ofrecen como señales a lo largo del camino, se dirige esencialmente a la mujer, es posible percibir a lo largo de los capítulos un trasfondo holistico del ser humano. Es decir, parte de una comprensión universal, global, entera e íntegra de los procesos y de los arquetipos significativos que se desarrollan y manifiestan en todo ser humano, sea mujer u hombre. En la obra aparecen términos para entender esta visión holista, como es "Anima", la mente femenina del hombre y su equivalente, el "Animus" o mente masculina de la mujer.

No solo estos cuentos son para leerlos, sino también que son puntos de apoyo, puedes meditarlos a fin de que te guíen hacia la libertad adquirida por medios naturales. Encaminan a la persona hacia el interés por si misma. Y sin embargo también despiertan el interés por los animales, la tierra, los niños, las hermanas, los amantes, las mujeres y los hombres.
Quiero decirte de entrada que las puertas que conducen al mundo del Yo salvaje son pocas pero valiosas. Si tienes una profunda herida, eso es una puerta; si tienes un cuento muy antiguo, eso es una puerta. Si amas el cielo y el agua hasta el extremo de casi no poder resistirlo, eso es una puerta. Si ansías una vida más profunda, colmada y sensata, eso es una puerta.

El material de este libro se eligió con el propósito de darte ánimos. La obra pretende ser un reconstituyente tanto para personas que ya están en camino, incluyendo las que avanzan penosamente por difíciles paisajes interiores, como para las que luchan en el mundo y por el mundo. Tenemos que esforzarnos para que nuestras almas crezcan de forma natural y alcancen sus profundidades naturales. La naturaleza salvaje no exige que una persona sea de un determinado color, tenga una determinada educación y un determinado estilo de vida o pertenezca a una determinada clase económica... De hecho, no puede desarrollarse en una atmósfera de obligada corrección política ni puede ser doblada para que encaje en unos moldes caducos. Se desarrolla con la mirada pura y la honradez personal. Se desarrolla con su propia manera de ser.

Por consiguiente, tanto si eres una persona introvertida como si eres de carácter extrovertido, una persona amante de la mujer, una persona amante del hombre o una persona amante de Dios o las tres cosas a la vez; tanto si tienes un corazón sencillo como si alberga ambición heroica, tanto si quieres llegar a la cima como si te basta con seguir tirando hasta mañana, tanto si eres alegre como si eres de temperamento melancólico, tanto si tus acciones son espléndidas como si tus maneras son desconsideradas, la Mujer Salvaje te pertenece. Pertenece a todas las mujeres y a todos los hombres.

Para encontrarla, mujeres y hombres deben regresar a sus vidas instintivas, a sus más profundos conocimientos. Por consiguiente, pongámonos en marcha ahora mismo y volvamos a recordar nuestra alma salvaje. Dejemos que su carne vuelva a cantar en nuestros huesos. Despojémonos de todos los falsos mantos que nos han dado. Cubrámonos con el verdadero manto del poderoso instinto y la profunda sabiduría. Penetremos en los territorios psíquicos que antaño nos pertenecieron. Desenrollemos las vendas, preparemos la medicina. Regresemos ahora mismo como mujeres y hombres salvajes que aúllan, se ríen y cantan las alabanzas de Aquella que tanto nos ama.
Tanto para unas como para otros, la elección no ofrece duda. Sin nuestra tarea, nuestro anhelo, la Mujer Salvaje se muere. Sin la Mujer Salvaje, nos morimos como individuo. Para la Vida, para la verdadera vida, ambos tenemos que vivir.
De la Introducción de
"Mujeres que corren con los lobos"
Por Clarissa Pinkola Estés

"Es de suponer que la lectura de "Mujeres que corren con los lobos" precise de un esfuerzo al lector masculino. La mayoría de nosotros al igual que casi todas ellas, somos presos de un rígido molde cultural fundamentado en el patriarcado."

"La postura conservadora sobre la mujer pretende que la division del trabajo es natural y que el rol que asume como esposa, madre y ama de casa es algo biologicamente dado. Ellos creen, siguiendo a Freud, que la Anatomía es el destino."
Katheen O Kelly

"Para demasiados varones, pero también para muchas mujeres esto es un patrón natural y un orden social, que para nada les alarma. Mas aun, para ambos esta división les permite desempeñar un rol con aparentes y engañosos "privilegios" a los que no están dispuestos a renunciar o con los que es más conveniente conformarse. En todo caso, queda claro y hablando desde el punto de vista holista, que una mitad de la raza humana ejerce cierto dominio sobre la otra mitad solo por una cuestión de género.
Por otro lado podemos equiparar la dura labor de las mujeres para igualar y reconquistar sus derechos como seres humanos, independientemente de la condición del género, al difícil trabajo del hombre para aceptar y reconciliarse con su propia feminidad. Es bien conocida esa resistencia a la cual se aferra el varón a las prerrogativas específicamente masculinas. Ha sido educado para pensar que las características concernientes al género son sinónimas de los atributos del sexo. A menudo para ellos, expresar esa feminidad equivale a que se ponga en duda su orientación sexual o virilidad.
Para entender mejor esta polémica sobre géneros, conviene aclarar el significado de algunos términos.

a) El sexo viene determinado por la naturaleza, una persona nace con sexo masculino o femenino.
b) El género, varón o mujer, se aprende, puede ser educado, cambiado y manipulado. Se entiende por género la construcción social y cultural que define las diferentes características emocionales, afectivas, intelectuales, así como los comportamientos que cada sociedad asigna como propios y naturales de hombres o de mujeres.
c) La identidad de género: se refiere a la compleja relación entre el sexo y el género en referencia a la experiencia de autoexpresión de una persona respecto a las categorías sociales de masculinidad o feminidad (género). Una persona puede sentir subjetivamente una identidad de género distinta de sus características sexuales o fisiológicas.
d) La orientación sexual abarca los deseos, sentimientos, prácticas e identificación sexuales. La orientación sexual puede ser hacia personas del mismo sexo o de diferente sexo (orientación homosexual, heterosexual o bisexual). Si bien se tiene idea más o menos clara de qué es la orientación sexual, es importante remarcar que se trata de la atracción constante hacia otra persona en el plano emotivo, romántico, sexual y afectivo. Resulta sencillo diferenciarla de otros componentes de la sexualidad, entre ellos el sexo biológico (masculino o femenino), papel social que conllevan los géneros (como adhesión a ciertas normas culturales relacionadas con el comportamiento de la mujer o del varón) e identidad de género (sentimiento psicológico de ser hombre o mujer)."


Dentro de toda mujer(y también de todo hombre), incluso de la más reprimida, alienta una vida secreta, una fuerza poderosa llena de buenos instintos, creatividad apasionada y sabiduría eterna. Es la Mujer Salvaje, una especie en peligro de extinción que representa la esencia femenina instintiva. Aunque los regalos de la naturaleza les pertenecen desde el nacimiento, los constantes esfuerzos de la sociedad por civilizar a las mujeres y constreñirlas a unos roles rígidos las han dejado sordas a los dones que albergan en su interior."En Mujeres que corren con los lobos", la doctora Pinkola Estés revela mitos interculturales, cuentos de hadas e historias (muchas de ellas relativas a su propia familia) para ayudar a las mujeres a recuperar su fuerza y su salud, atributos visionarios de esta esencia instintiva. Mediante los relatos y los comentarios examinamos el amor, comprendemos a la Mujer Salvaje y nuestra psique más profunda la abraza íntimamente, como a alguien que contiene medicina y magia. Estés ha creado una psicología femenina es su sentido más verdadero: el que lleva al conocimiento del alma.

http://lh4.ggpht.com/_Wbrv4TZOFic/SdaFtrGH2CI/AAAAAAAABlk/gsFTzI0R6lQ/s128/Clarissa%20Pinkola%20Est%C3%A9s.jpg
Clarissa Pinkola Estés
"Mujeres que corren con los lobos" es un libro que recoge una sabiduría ancestral y dispersa, en parte aprovechada por la psicología clínica y el psicoanálisis, almacenada en la tradición oral traspasada de generación a generación, y tal vez lo más valioso auscultada y obtenida a través de la autobservación, de la introspección, que algunas mujeres han hecho de sí mismas. Esta introspección ha mostrado paradigmas conductuales femeninos que pueden ayudar a muchas féminas a tener una mejor relación con el entorno y con “el otro”.
La introducción hecha por la autora se juega su posibilidad persuasiva invitando al lector a una observación de su acontecer vital como sujeto en relación, a percibir como en la propia y aparentemente libre elección afectiva hay componentes opresivos.

Después de esta bella e interesantísima introducción, comienzan los relatos mágicos, los cuentos que por miles de años han ido acumulando sabiduría respecto de los temas de las mujeres y el amor, de las razones de elección del “príncipe azul”, contrastando a este último con el clásico Barba azul con el que la autora explica la condición estructural de subyugación femenina, puesto que su propia psiquis se ha ido conformando en torno al principio de la dependencia. No estamos frente a una antología de cuentos, sino a un volumen de psicología antropológica a la que los cuentos sirven de material de prueba.
La autora, maestra en el arte del relato, nos dispone casi físicamente al cuento, con lo que casi terminamos apoyando la cabeza en el brazo, tendidas y entregadas a “la voluntaria suspensión de la incredulidad”, requisito indispensable del buen arte y de la buena lectura, como sugería el gran Borges.

http://lh5.ggpht.com/_Wbrv4TZOFic/SdaCteEh2cI/AAAAAAAABlI/k6w5r3_JjnQ/leydelperdon.jpg
Es probable que este sea el ensayo más profundo y revolucionario que se haya escrito respecto de la mujer en los últimos cincuenta años, juzgada desde la atemporalidad. El lector debe pensar en el tremendo impacto que puede provocar un libro que desinvita y en cierto modo, desautoriza, al prototipo de la mujer moderna, sofisticada, que compite mano a mano con el hombre en la política, en el mundo empresarial, en la ciencia y en la tecnología por mencionar algunas de las áreas conquistadas por la mujer contemporánea, precisamente porque en sus vidas personales no han alcanzado resultados satisfactorios. Clarissa Pinkola. nos invita a las mujeres a conocernos mejor y desde nuestras raíces más interiores: la intuición y la creatividad. La sabia psiquiatra norteamericana, de raíces latinas por el lado materno y por otra parte, heredera de la tradición oriental europea, se apropia de las tradiciones heredadas y nos sumerge en los relatos infantiles que la acompañaron y nutrieron desde su infancia. Allí comienzan a aparecer los primeros paradigmas ejemplificados de la conducta y el comportamiento femeninos.
Clarissa Pinkola no sólo es una gran narradora: es una notable cuentista que amalgama los relatos que escuchó en su infancia con aquellos que recoge a través de su experiencia vivencial tomando contacto con numerosas congregaciones aborígenes del Norte y Sur de América. En buenas cuentas, escuchó las voces primarias de la naturaleza femenina para ofrecer un testimonio auténtico de su rol, de su sexo y sus correspondientes complejidades.
"Mujeres que corren con los lobos" es una invitación a recoger la sabiduría de la mujer de antaño y de la mujer primitiva que circunda la tierra.
Pinkola nos obliga a observar la naturaleza para respetar sus ciclos y respetar los nuestros. La base de la sabiduría femenina estriba en respetar los tiempos de gestación, vida y resurrección. Tal como lo hace la naturaleza. El mal llamado sexo débil aparece aparejado en este libro al comportamiento de los lobos: salvaje pero crucial para el desarrollo de la personalidad humana. Hay tantos factores culturales que han ido minando en el sexo femenino su verdadera naturaleza como la obsesión por la perfección en la belleza física y en lo profesional descuidando así la esencia del verdadero amor que le está siendo vedado a las mujeres en su loco afán narcisista. Pinkola incluso rechaza el concepto de la mujer delgada. Señala que la mujer debe seguir las formas físicas de sus antecesoras y no las de la moda porque atentan contra su naturaleza.

Lo que resulta más apasionante y revelador de esta notable obra es el llamado que hace a la mujer a volver a reencontrarse con su espiritualidad. Un urgente llamado a ponerse en contacto con la intuición profunda y para desarrollarla, una invitación permanente a desarrollar la creatividad a través de la escritura, la danza, la pintura, y todas las artes que nos ayuden a sacar nuestro yo profundo de su escondite. Sólo así viviremos en equilibrio con nuestra materia y nuestro espíritu.

http://lh5.ggpht.com/_Wbrv4TZOFic/SdaCth2ol7I/AAAAAAAABlQ/H7a2HTw8PT8/NativeAmericanSquawandWolves.jpg
Clarissa Pinkola nos ofrece una auténtica joya repleta de claves del espíritu femenino, nos ofrece una fantástica oportunidad para reinterpretar y comprender mejor nuestras experiencias vitales y así poder actuar en plena consciencia. Pinkola parte de la premisa básica de que toda mujer, sin excepción, alberga en su interior a la Loba, la Mujer Salvaje, aquella que nos llena de energía y nos hace recuperar la espontaneidad, a la vez que nos transforma en animales maduros que saben protegerse de los depredadores dejando a un lado la ingenuidad o la inexperiencia. Puede estar dormida o medio muerta, pero siempre anhelará reencontrarnos. En palabras de la autora : "La loba, la vieja, la Que Sabe, está dentro de nosotras. Florece en la más profunda psique del alma de las mujeres, la antigua y vital Mujer Salvaje. Ella describe su hogar como ese lugar en el tiempo donde el espíritu de las mujeres y el espíritu de los lobos hacen contacto -el lugar donde su mente y sus instintos se mezclan, donde la vida profunda de una mujer consolida su vida mundana. Es el punto donde el Yo y el Tú se besan, el lugar donde las mujeres corren con los lobos".

Fuentes:

http://lh4.ggpht.com/_Wbrv4TZOFic/SdZ5Yn1rSQI/AAAAAAAABkU/hGwyQgn3A3s/revista2627.jpg

http://lh3.ggpht.com/_Wbrv4TZOFic/SdZ7cAVAVcI/AAAAAAAABkg/YWz3MYSgWNY/titulo.gif

http://lh4.ggpht.com/_Wbrv4TZOFic/SO-_eRILB9I/AAAAAAAAANE/ye1HX0l8t34/les%20penelopes.gif